Un poco de historia

-

Orígenes de la hostería

El proyecto y construcción de nuestro establecimiento se encaro con profesionales de la isla.  Se  caracterizo en su desarrollo por un trabajo artesanal e innovador en la zona, dado que las casas habitualmente eran  de chapa y madera,  y solamente en el centro invernal de esquí  existía en esa época una propiedad similar.
 

 

La estructura como dijéramos es de piedra y madera de la zona (lenga). Con el tiempo y mucho esfuerzo nuestro sueño se fue haciendo realidad. Cada piedra colocada requería una previa selección para encontrar la adecuada en tamaño y forma, lo mismo sucedía con los troncos de lenga.


 

El interior se encuentra revestido,  pudiéndose observar tanto en columnas como techos la calidez que brinda la lenga,  madera que se mezcla en nuestro snack “La Cueva”  con piedra, aquí usted podrá pasar sin duda un momento relajado acompañado por música y tranquilidad.


Las hosterías se encuentran reglamentadas, se caracterizan por tener una capacidad mínima de 8 plazas  y un máximo de 36 y deben estar a no menos de 2000 metros del centro de la ciudad. Uno de los requisitos es poseer un diseño adecuado al medio natural que nos rodea,  es decir que se integre al paisaje de nuestra isla.

Periódicamente estos establecimientos con los demás relacionados con el alojamiento, son controlados e inspeccionados por el organismo oficial denominado INFUETUR (Instituto Fueguino de Turismo).